miércoles, 12 de agosto de 2009

El A,B,C de la exfoliación


¿Qué es la exfoliación?
Básicamente es eliminar las células muertas de la piel. La piel consta de un ciclo natural en que aproximadamente cada 28 días se desprenden de la superficie cutánea. Pero por diversos factores muchas veces estas células no se desprenden bien y es cuando esta se ve áspera y ceniza.
Imagínese, si estas células muertas no son bien retiradas los poros se tapan y causan con gran frecuencia comedones los cuales también son llamados puntos negros.
Una buena exfoliación nos ayudara a retirar estas células muertas y a lucir una piel hermosa.

¿Cómo puedo hacerme una exfoliación?
Básicamente existen varios tipos de exfoliación. Hablare de ellos a continuación.

Exfoliación química o peeling:
Esta es la más radical de todas, la realiza un dermatólogo y se realiza cuando hubo un problema de acné muy severo y dejo cicatrices, también es realizado en manchas de la piel. En esta se retira una capa de la epidermis y no solo acaba con células muertas, sino también con vivas.
Se hace con productos químicos y básicamente lo que pasa es que se forma una especie de costra en la piel, la cual al irse desprendiendo deja una piel muy tersa.
Yo recomiendo este peeling solo en casos extremos y cuando un dermatólogo así te lo recomiende.
Su ventaja es la piel hermosa que lucirás, la desventaja muy grande reside en que la piel se vuelve mas delgada y sensible, sobre todo al sol. Si no tomas las precauciones necesarias tu piel se podría manchar muy fácilmente.

Exfoliación por AHA’S
Estos son ácidos frutales muy recomendables para realizarte una exfoliación. Es un procedimiento químico también pero mucho mas leve que el anterior. Este es realizado por una cosmetóloga.
Los aha’s son queratoliticos, esto significa que ayudan a destruir la queratina de las células muertas de tu piel para ayudarla a lucir radiante. Si optas por este tipo de exfoliación también deberás cuidarte usando un protector solar después de la sesión ya que la piel queda un poco sensible, la diferencia con el peeling es que esta sensibilidad es solo temporal.

Exfoliación mecánica:
Se llama así porque este procedimiento no es químico y a diferencia de los otros tendrás que frotar tu piel con un producto especial para desprender las células muertas por ti misma.
Existen muchísimas marcas que te ofrecen productos muy buenos para realizarla pero si quieres ahorrar dinero y optar por algo natural te tengo unas sencillas recetas que explicare al final del post.

Indicaciones y contraindicaciones para realizar una exfoliación.

No hablare del peeling químico ya que este es un tema que le concierne al dermatólogo.
Respecto a la exfoliación con aha´s te puedo decir que es excelente para casi cualquier tipo de piel menos para una muy sensible. Para tratar acné es de hecho la única exfoliación recomendada ya que la mecánica empeora el problema. Los ácidos frutales ayudan también a regenerara la piel y por eso es muy útil en pieles envejecidas, pieles grasas y gruesas.
En lo que concierne a la exfoliación mecánica esta contraindicada en problemas severos de acné ya que la piel suele encontrarse muy afectada y lastimada y el frotarla con productos abrasivos solo empeorara el problema. Debes hacerla con mucho cuidado en pieles sensibles.

Muy bien estoy lista, pero… ¿Cada cuanto debo hacerme una exfoliación?
Si se hace por medio de ahas lo mas recomendable es que sea tu propia cosmetóloga la que te lo recomiende ya que cada piel es diferente y solo ella sabrá como tratarla. En general se hace mas frecuentemente en pieles gruesas que en delgadas y dependiendo de esto te la pueden comenzar haciendo cada semana y después cada mes.
La exfoliación mecánica te la puedes realizar cada semana o cada dos si tienes la piel muy delgada y/o sensible.

¿Qué tengo que hacer antes y después de la exfoliación?
Lo ideal es lavar tu piel con una leche o gel limpiador, después locionarla para retirar los residuos y después proceder a exfoliar.
Al terminar puedes retirar con agua y secar dando palmaditas con la toalla y aplicar una mascarilla o simplemente aplicar tu crema de uso cotidiano. Lo ideal es hacerlo por la noche.

Receta exfoliadora de miel
Nota: si eres alérgica a al polen o derivados de este no uses esta receta.
Ingredientes:
Miel
Avena
Modo de preparación:
1.- Tomas 1 cucharadita de avena y con tus manos la desbaratas.
2.- A esto añadir dos cucharaditas de miel y mezclar. Esta listo para usarse.
Como aplicar:
Con tus manos tomaras un poco de exfoliantes y das un suave masaje a tu cara aproximadamente por 2 minutos haciendo énfasis en la zona T (frente, nariz y mentón). Procedes a lavar y listo.
Tip: puedes usar esta misma receta como mascarilla, después de haber realizado el masaje déjala en tu piel por 10 minutos y a continuación enjuaga con agua abundante.
No utilices jabón después de la exfoliación.
Puedes sustituir a avena por azúcar, aunque es un poco más agresiva para la piel que la avena.
Esta es una receta muy sencilla pero con resultados sorprendentes debido a las propiedades nutrientes y regeneradoras que posee la miel.

Disfrútala y comenta
Annie


No hay comentarios:

Publicar un comentario